Compre Sano – Coma Sano

Intercambie los siguientes alimentos

Papa blanca a papas de cáscara roja.
Las papas rojas contienen antioxidantes a lo contrario de la blanca, selecciona las papas de tamaño chico para controlar el tamaño de las porciones al comer y come con la piel para el aporte de fibra extra.

Lechuga crujiente (iceberg) por la lechuga romana o mini romana.

La lechuga crujiente aporta muy poca nutrición, mientras que la romana o las hojas de espinaca aportan vitamina A, C y acido fólico.

 

Mayonesa y ketchup por mostaza o salsa de soya baja en sodio.

La mayonesa y ketchup agregan muchas calorías a tus alimentos, minimiza y añade sabor y nutrición con la mostaza y salsa las cuales contienen antioxidantes.

Leche entera por leche sin grasa.

El cambio de hábitos se da paso a paso, así que es recomendable dar el cambio gradualmente para no resentir y adaptarte poco a poco. Comienza comprando la leche de 2% de grasa, para después substituirla por la de 1% para después terminar con lo más sano que es la leche sin grasa.

Pan Blanco y tortillas de harina por pan 100% integral y tortillas de maíz.

El pan blanco tiene cero aportes de fibra en tu nutrición y además aportan muchas innecesarias calorías. Trata de aportar la más fibra posible en su alimentación atreves de granos integrales y frutas y verduras para el mejorar la función intestinal y prevención de estreñimiento.

Sodas regulares por sodas de dieta y en envase chico.

De vez en cuando no está mal tener sodas en tu casa, pero solo tenlas como algo especial no acostumbre comerá a diario sus alimentos con sodas. Cuando compre las sodas elija las versiones de dieta para evitar el azúcar y calorías de las regulares, también elija las de envase chico.

Papitas como botanas por bolsitas de zanahoria tierna.

Evita comprar botas no saludables para calmar el hambre entre comidas porque la grasa, azúcar y calorías que puedas evitar en las comidas principales, las puedes estar consumiendo en las botanas entre comidas, por eso compra fruta y verdura para calmar esa hambre saludablemente.

Productos enlatados regulares por productos enlatados sin sal agregada.

Mucha gente no está enterada de que los productos en latas, como las verduras, vienen en dos versiones y están etiquetadas mencionando si tienen o no sal agregada.

Aderezos cremosos por limón y o aderezos en base de aceite de oliva.

Los aderezos cremosos contienen mucha grasa, elimina esa grasa innecesaria y agrégale sabor a tus ensaladas con aderezos a basa de aceite de oliva y limón.

Jugos azucarados y artificiales por fruta natural como naranjas y toronjas.

Evita que la familia consuma jugos enlatados y artificiales, checa la tabla de contenidos para que sepas la cantidad de azúcar que contienen no hay mejor opción como la fruta fresca, ya sea entera o exprime las naranjas para tomarlo como jugo.

Mantequilla regular por margarina.

Las dos son grasas usadas en cocina, ¿Es la margarina más saludable que la mantequilla? Ninguna de las dos es ideal, debido a que la mantequilla está cargada con grasa saturada y casi todas las margarinas tienen algo de grasa saturada y ácidos transgrasos. Sin embargo, en caso de tenerse que usar la una o la otra, la margarina puede ser mejor que la mantequilla.

Puedes cambiarlas por:

Aceite de oliva o de canola en lugar de mantequilla o margarina.
Preferir una margarina suave (líquida) a las formas más duras y pegajosas. Preferir margarinas con aceite vegetal líquido como el primer ingrediente. Mejor aún, preferir las margarinas “suaves” que tengan agua en su lista de ingredientes, dado que éstas tienen incluso menos grasa saturada.